¿Cómo limpiar ventanas y cristales muy sucios? 9 Técnicas, métodos y consejos

Escrito en Sin categoría

¿Cómo limpiar ventanas y cristales muy sucios? 9 Técnicas, métodos y consejos

cómo se limpian los cristales y ventanas

 

Limpiar ventanas y cristales muy sucios es una tarea poco agradable pero muy necesaria para que la luz natural penetre adecuadamente, a la vez que se completa el aspecto de limpieza total de los espacios.

El problema es que en muchas ocasiones, al limpiar ventanas y cristales, no se consigue el resultado esperado, pese a realizar un gran esfuerzo, lo que queda patente en los corros y rallas que presentan los cristales después de haber trabajado intensamente con el trapo.

También es muy frecuente que después de hacer la limpieza de ventanas y cristales, observes que existen restos de suciedad sobre recovecos y esquinas, que hacen necesario continuar insistiendo en la limpieza por una y otra cara.

¿Cómo se tienen que limpiar ventanas y cristales con cuidado?

que debes saber sobre la limpieza limpieza de ventanas

En teoría limpiar cristales no es un trabajo complicado, aunque si requiere paciencia y dedicación, además de tratarse de una tarea tediosa y poco productiva si no se utilizan las herramientas y productos adecuados y en un determinado orden.

Dado que somos una empresa de limpieza profesional, dedicada a limpiar cristales muy sucios tras una obra, ventanas de colegios, y escaparates de lugares con mucha afluencia de público en zonas con gran contaminación, queremos facilitarte unas pautas que nosotros utilizamos para que sepas como limpiar cristales de las ventanas.

  1. Prepara los siguientes materiales y herramientas para limpiar ventanas y cristales. Guantes, escalera, un balde con agua y amoníaco, y otro sólo con agua, plástico protector, jabón líquido, un pulverizador, un aparato para limpiar cristales, o raqueta de cristalero con labio de goma, una esponja, varios trapos de algodón que no suelten pelusa, un par de bayetas, aspiradora o brocha, e incluso un plumero con mango regulable y una rasqueta.
  2. Antes de realizar cualquier tipo de limpieza en húmedo vertical, conviene proteger las zonas próximas, en éste caso para hacer la limpieza de ventanas, protegiendo la pared y parte del suelo en la que vas a trabajar con plástico continuo del que utilizan los pintores. De ésta forma evitarás derrames accidentales de agua o productos que arruinarían el suelo o las paredes al limpiar ventanas y cristales.
  3. Cuando hagas la limpieza de cristales, aprovecha para hacer también la limpieza de ventanas en su totalidad, incluyendo perfiles, marcos, manivelas y poyetes de ventanas. Los repasos de cristales, se realizan cuando existe suciedad puntual tras una reciente limpieza de ventanas.+
  4. Descuelga la barra con las cortinas, y aprovecha para lavarlas.
  5. A continuación comienza a retirar el polvo en seco para comenzar la limpieza de marcos de ventanas, utilizando una aspiradora para retirar la suciedad de los carriles, o una brocha si no tienes máquina, y ayúdate con una bayeta si se trata de ventanas abatibles, y para limpiar molduras y marcos, de ésta manera evitarás embarrar el polvo acumulado al caerle agua encima, y que su limpieza sea más dificultosa.
  6. Haz una solución de agua con un chorrito de amoníaco y humedeciendo una bayeta, pásala por los marcos y perfiles interiores si estos son de aluminio lacado o pvc. Si los marcos de la ventana son de madera, en lugar de amoníaco debes realizar la misma operación pero añadiendo vinagre de limpieza en el balde de agua. Repasa de nuevo todas las superficies utilizando una bayeta aclarada ahora solo con agua para retirar restos de suciedad y producto, cambiando el agua tantas veces como sea necesario, y finalmente seca las superficies con un trapo absorbente. El orden de limpieza es muy importante, ya que si empiezas por los cristales, es muy posible que al hacer la limpieza de marcos de ventanas, acabes manchando o salpicando nuevamente, y teniendo en cuenta que son los elementos que requieren más dedicación, es mejor evitar probabilidades de que suceda esto. A continuación hay que repetir el mismo proceso para limpiar la ventana por fuera. Limpiar cristales ventanas correderas se consigue con mayor rapidez y facilidad si desmontas previamente las hojas, por lo que si quieres utilizar ésta opción, programa la limpieza para cuando estés acompañado por alguien en casa que pueda echarte una mano a la hora de desmontar y montar nuevamente, pero si resulta imposible, siempre puedes utilizar un plumero telescópico para tratar de retirar al máximo el polvo en grandes ventanales, y trabajar corriendo hacia un lado montando una hoja sobre la otra, y luego al contrario.
  7. Si vas a limpiar persianas, bájalas totalmente, y ayúdate con una bayeta seca para eliminar el polvo por la parte interior. A continuación añade un chorro de amoníaco en un balde, y con ayuda de una esponja grande y escurrida, haz pasadas ordenadas en el sentido de las lamas, aclarando constantemente. Termina con un paño humedecido sólo en agua templada, y posteriormente seca con otro paño absorbente que no deje pelusas. La limpieza de la parte exterior dependerá de si vives en un bajo o chalet, o eres capaz de desmontar la persiana para limpiarla, procediendo de igual forma que para la parte interior. Otra posibilidad para limpiar persianas muy sucias cuando son batientes es trabajar con una máquina de limpieza a presión, con la que se consiguen resultados perfectos, porque el vapor penetra hasta en los lugares más difíciles dejándolo todo impecable.
  8. Para limpiar cristales por su cara interior, rellena un vaporizador con agua y jabón, y aplica el producto por toda la superficie del cristal. Limpiar cristales con amoníaco es una buena solución que acorta la tarea, al no tener que insistir retirando espuma de jabón, a la vez que se consigue una buena desinfección y limpieza. A continuación utiliza una raqueta de cristalero con labio de goma, para ir retirando la suciedad, con ayuda de un trapo, limpia constantemente el labio de goma, y continúa haciendo pasadas en forma de abanico hasta que el cristal esté limpio. Por último utiliza un trapo de algodón puro que no desprenda pelusa, tipo camiseta vieja, y repasa esquinas o rayas que hayan podido quedar aún. A la hora de limpiar cristales por fuera, o limpiar cristales muy sucios, te recomendamos que primero elimines el polvo en seco con un trapo, para evitar barrillo que pueda producir arañazos, a la vez que se reduce la cantidad de suciedad inicial. A continuación repite la misma operación que has realizado en la parte interior.
  9. Cuando se trata de limpiar cristales de difícil acceso, o de como limpiar cristales de ventanas que no se abren en altura, te recomendamos que contrates alguna de las muchas empresas de limpieza que realizarán esta tarea que sólo se puede realizar contando con los medios de elevación y protección adecuados, por menos de lo que te imaginas.

limpieza de cristales y ventanas en profundidad

Algunos consejos prácticos para limpiar ventanas y cristales

Te dejamos también algunos trucos de limpieza y consejos para limpiar ventanas y cristales:

  • Asegúrate de que las bayetas y trapos para limpiar utilizados, no desprenden fibras ni pelusa, porque de lo contrario, echarás al traste toda la limpieza, teniendo que invertir mucho tiempo extra hasta que consigas eliminar los restos.
  • A la hora de limpiar cristales muy sucios con polvo, recuerda que antes de mojarlos, debes eliminarlo para no embarrar ni rallar.
  • Evita realizar la limpieza de cristales cuando el sol proyecta directamente sus rayos sobre estos, porque se secarán tan rápido que no te dará tiempo a limpiarlos correctamente.
  • Limpiar las persianas periódicamente, hará que acumulen menor suciedad, siendo mucho más fácil su mantenimiento.
  • Si tienes un cristal manchado con restos de adhesivos, puedes utilizar agua jabonosa para ablandarlos, y posteriormente con una rasqueta de la vitro, intentar eliminarlos procurando que no se extiendan los pedacitos, utilizando un chorro de alcohol directamente sobre el pegamento, y trabajando nuevamente con la rasqueta. Después limpiar cristales como siempre.
  • Para eliminar manchas de pintura o esmalte al limpiar vidrios, puedes utilizar la rasqueta para eliminar restos duros, y en caso de que no desaparezcan empapa un trapo con acetona o disolvente y remoja bien con el producto, para posteriormente intentar retirar la mancha. Como en el caso anterior, después de eliminar totalmente los restos de manchas, hay que limpiar cristales siguiendo el procedimiento habitual.
  • Para retirar los restos de geles y suciedad de los cristales de la mampara del cuarto de baño, existen trucos para limpiar cristales que funcionan muy bien, como éste que te proponemos a continuación: moja toda la parte interior de la mampara ayudándote con el flexo de la ducha, y a continuación sobre una esponja mojada vierte una cantidad de producto para limpiar vitrocerámica, frotando a continuación para extender sobre toda la superficie, limpiando también el perfil de aluminio.  Insiste más en dónde se acumula mayor cantidad de suciedad. A continuación sólo tienes que volver a proyectar agua con la manguera de la ducha, para terminar la limpieza de cristales, terminando con el secado ayudándote con un paño absorbente como siempre.

cristales limpios

Y ahora que ya sabes cómo limpiar ventanas y cristales, si no tienes tiempo, o para limpiar cristales en tu negocio, oficina o fábrica, contacta con nosotros.

No hay respuestas a“¿Cómo limpiar ventanas y cristales muy sucios? 9 Técnicas, métodos y consejos”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Guía completa limpieza de comunidades de vecinos, escaleras y portales - […] Los cristales y espejos son una parte delicada de la limpieza de comunidades y puede marcar la diferencia en…

Deje una respuesta.

LLAMAR AHORA